IV Congreso del Colegio Miraflores

Introducción

La verdadera enseñanza tiene como principal objetivo el formar seres humanos orientados a ser y a trascender, no sólo a saber y a tener. La escuela forma para la vida y la vida va más allá de las aulas. Al Congreso anterior –hace casi cinco años- le llamamos ‘Con paso firme’, y es así como llegamos a esta cita para dar juntos un paso más al reunir a líderes de diferentes ámbitos para compartir su experiencia y conocimientos.

Es importante detenernos a escuchar a los protagonistas del cambio, ya que pueden ser una guía al transmitir su visión desde el campo de los grandes negocios, la creatividad, la tecnología, la política, el deporte y los medios de comunicación.

“Un pueblo con educación es un pueblo rico y un pueblo sin educación es un pueblo pobre”, afirmó la Madre Salud Conde, directora del Colegio Miraflores, al dar la bienvenida al Congreso. Su iniciativa, el esfuerzo de quienes participaron en la organización y la respuesta de la comunidad, hicieron que este Congreso rebasara todas las expectativas.

Este gran evento también permitió estrechar los lazos entre alumnos, exalumnos, padres de familia y maestros, ya que fue un punto de encuentro para conocernos y reconocernos: «Somos una familia y como tal participamos en todo. ‘Next’ es un evento para todos ustedes», concluyó la M. Salud.

LAS FORTALEZAS DE NUESTRO PAÍS

El Presidente Enrique Peña Nieto inauguró formalmente el Congreso -que tuvo lugar los días 13 y 14 de marzo- con un discurso en el que resaltó el carácter formativo de este tipo de foros, al que afirmó que asistía más como un padre de familia que como Presidente de la República.

Se dirigió especialmente a los jóvenes: “Yo recuerdo que a su edad conocí un México muy distinto al que ustedes están viviendo, bajo la predominancia de un partido.” Hizo hincapié en el gran cambio que significó la apertura de México al mundo, que abrió nuestros mercados en varios paises a millones de consumidores a través de los acuerdos de libre comercio, y resaltó que “hoy vivimos en un México diverso en el que todas las expresiones participan y hay que construir a partir de la diversidad.”

El jefe del Ejecutivo recordó a las nuevas generaciones las fortalezas que tenemos como país, como el hecho de que desde 1934, cada seis años hayamos vivido una transmisión pacífica de la titularidad de la Presidencia: “Si revisamos la historia de América Latina y de Europa, (pocos países) han tenido esta estabilidad política. Cuando ha habido crisis se ha dado un enorme retroceso, es como dar pasos hacia atrás y luego hay que revertir el proceso. Por eso queremos estabilidad social, estabilidad política y estabilidad económica.”

Peña Nieto puntualizó que hay eventos que son propios de una democracia: “Fuimos una oposición política que logró, si no el apoyo unánime, sí el mayoritario de la sociedad.” Advirtió que del crecimiento económico depende que haya opciones de desarrollo personal y colectivo para que no se queden frustradas las aspiraciones de la mayoría. Sobre las reformas aprobadas durante su administración, afirmó que son una plataforma que permitirá mayor crecimiento, “pero toma tiempo”, advirtió, “no es instantáneo”.

De las reformas aprobadas, el jefe del Ejecutivo consideró que la educativa es la más importante: “A lo largo de siete décadas se logró el reto de dar cobertura educativa a un país donde el 85% de la población no sabía leer y escribir. Hoy enfrentamos un nuevo reto: mayor calidad en la educación y asegurar que los docentes pasen por una evaluación para tener acceso y permanecer en el sistema educativo.” Hay estados en los que no ha sido fácil la implementación de la reforma, pero afirmó que en la mayor parte del país está funcionando.

El Presidente habló de otras reformas, como la de telecomunicaciones, con la que “se genera más competencia, porque las prácticas monopólicas evitan mejores servicios, tecnologías y precios.” De la energética, aseguró que “vino a romper con un modelo de explotación muy cerrado. Somos de los últimos países que abren este sector”, uno de los más atractivos que existen en el mundo. Pero invertir cuesta miles de millones de dólares, aclaró, por eso es necesaria la asociación con el sector privado: “De esta manera, el país no pierde la riqueza, la mantiene.” Reconoció que la otra opción era endeudarnos: “Estas reformas se materializaron en un nuevo andamiaje jurídico y un marco legal que permitirán que México esté a la altura de los retos del siglo XXI. El mundo está reconociendo lo que México ha hecho. Hoy somos la 15 economía a nivel mundial y la 2 de América Latina.”

Peña Nieto concluyó: “Las condiciones están dadas. No dejen de sorprenderse y de apreciar las fortalezas que tiene nuestro país. Ustedes forman parte de ese gran México que día a día está mejorando su posición.”

Entre las personalidades que acompañaron al primer mandatario en la mesa de honor estuvieron el embajador de España, Luis Fernández-Cid; el embajador de los Estados Unidos, E. Anthony Wayne; el secretario de Educación, Emilio Chuayffet Chemor; el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Alberto Gelacio Pérez Dayán; así como los empresarios Olegario Vázquez Raña, Olegario Vázquez Aldir y Carlos Slim Helú.

Fotografías:

José Antonio Cortés

Alejandra Villa

Compartir