El pasado 21 de marzo arrancó la temporada regular de las Grandes Ligas. De noviembre a febrero fueron meses de muchos cambios en los que peloteros importantes como Robinson Cano, Prince Fielder y Carlos Beltrán, por mencionar algunos, cambiaron de equipo.  A continuación presento un análisis de cada división de ambas ligas.

Liga Americana

División Este

Los campeones Medias Rojas de Boston, Tigres de Detroit y Atléticos de Oakland capturaron sus respectivas divisiones, mientras que las Mantarrayas de Tampa Bay y los Indios de Cleveland pasaron a la postemporada como comodines.

El pasado invierno, los Medias Rojas sufrieron cambios importantes en su alineación. Su jardinero central Jacoby Ellsbury pasó al equipo archirrival Yankess de Nueva York, Stephen Drew hasta el momento es agente libre y no se sabe si firmará con Boston, mientras que su excatcher Jarrod Saltalamacchia, quien fue un jugador clave en la Serie Mundial, pasó a los Marlins de Miami. Las únicas adquisiciones importantes de este equipo fueron la del bateador A.J. Pierzynski y la del pitcher Edward Mújica. Boston es favorito para repetir como campeón de división, pero los Yankees sin duda van a dar mucha pelea.

Por segunda ocasión desde 1994, los Yankees se quedaron en casa en octubre. Por el coraje de que su rival ganara la Serie Mundial, su gerente general Brian Cashman no tardó en empezar a gastar, contratando a grandes figuras como Jacoby Ellsbury, Carlos Beltrán, Brian MacCann y el pitcher estrella procedente de Japón, Masahiro Tanaka. El equipo del Bronx firmó a estos cuatro jugadores por un total de 438 millones de dólares, cada uno por un número diferente de años.

División Central

En la División Central, los Tigres de Detroit cambiaron a su primera base y mejor jugador del equipo, Prince Fielder, a los Texas Rangers; y al pitcher Doug Fister a los Washington Nationals. Se unieron al equipo el segunda base Ian Kinsler y el pitcher Joe Nathan. Detroit cuenta con el mejor picheo en la Liga Americana, por lo que deben repetir como campeones de división.

Los Indios de Cleveland fueron la revelación la temporada pasada al meterse a los playoffs. Será difícil que puedan repetir la misma hazaña, ya que perdieron a Ubaldo Jiménez y a Scott Kazmir como agentes libres.

División Oeste

Esta división se decidió en la recta final de la temporada regular. Los Rangers de Texas tenían todo bajo control, pero los Atléticos tenían otras ideas y les arrebataron el título divisional.

Como lo mencioné anteriormente, Texas agregó a Prince Fielder y al surcoreano estrella Shin-Soo Choo, procedente de los Rojos de Cincinnati. Con la adquisición de estos dos jugadores, los Rangers deberán contar una de las mejores ofensivas de la Liga.

Oakland tiene un equipo joven; la cuestión es que eviten lesiones, ya que probablemente el 60 por ciento de sus abridores, como Jarrod Parker, A.J. Griffin y Scott Kazmir, podrán empezar la temporada en la lista de lesionados. Si no se recuperan pronto será difícil alcanzar al líder.

Anaheim depende de cómo juegue Albert Pujos; tienen buen picheo y sin embargo, si el dominicano se lesiona, el equipo se puede ir para abajo.

Los Marineros de Seattle todavía no están listos para estar en playoffs. Eso no significa que no harán ruido, ya que contrataron al segunda base ex Yankee Robinson Cano por 240 millones de dólares durante diez años. Esto tendrá contento al dominicano, aunque está lejos de tener un equipo competitivo. Seattle también agregó a Corey Hart , Logan Morrison y Fernando Rodney.

Liga NACIONAL

División Este

Los Bravos de Atlanta alcanzaron sus expectativas en 2013 al ganar la división cuando los favoritos eran los Nacionales de Washington. Estos dos equipos tienen el talento para dominar su división durante los siguientes cinco años, ya que Filadelfia tiene un equipo veterano. Los Mets de Nueva York se encuentran en una etapa de reconstrucción del equipo, mientras que los Marlins de Miami es el equipo más joven de la Liga Nacional. La historia de esta división dependerá del lanzador de los Nacionales Stephen Strasburg y del jardinero Bryce Harper; ambos son de lo mejor que tiene esta división, la cuestión es que sus lesiones los han limitado. Si evitan más lesiones, el equipo de la capital norteamericana deberá de ganar la división sin problemas al contar con una de las mejores rotaciones de picheo en todo el béisbol, liderada por el mismo Starsburg, Jordan Zimmermann, Gio González  y la nueva adquisición, Doug Fister, quien la temporada pasada tuvo un gran año con los Tigres de Detroit.

Los Bravos de Atlanta le pisarán los talones a Washington, púes tienen la juventud para hacerlo. Durante los últimos años este equipo se caracterizó por su picheo, pero en el 2013 le dieron la vuelta al bateo convirtiéndose en el cuarto equipo de la Liga Nacional en anotar más carreras. Aunque entre sus abridores no hay grandes nombres, terminaron con la quinta mejor efectividad de la Liga, siendo muy constantes.

División Central

Los actuales campeones de esta división y de la Liga Nacional, los Cardenales de San Luis, tienen todo para repetir el campeonato de división, ya que ninguno de sus rivales se reforzó con jugadores importantes. Lo que sí hay que considerar es que equipos como Pittsburgh y Cincinnati, que llegaron a la postemporada en el 2013, son equipos jóvenes pero maduros que ambicionan la corona de esta división, que será la más pareja de todo el béisbol. San Luis perdió a hombres claves como agentes libres, como son David Freese (Angels), Carlos Beltrán (Yankees) y Chris Carpenter (retiro).

Los Rojos de Cincinnati resentirán la pérdida de su jardinero izquierdo, el surcoreano Shin-Soo Choo, quien firmó un contrato millonario con los Rangers de Texas, mientras que los Piratas tuvieron algunas adquisiciones, aunque ninguna de llamar la atención. Van a extrañar a AJ Burnett,  Justin Morneau y Marlon Byrd, vitales en el recorrido de este equipo a playoffs la temporada pasada. Los Cachorros de Chicago y los Cerveceros de Milwaukee no tienen por el momento los equipos para competir, aunque cabe destacar que el jardinero Ryan Braun, quien estuvo suspendido todo el 2013 por el uso de sustancias prohibidas, regresará al equipo de Milwaukee.

División Oeste

Por primera vez en más de cinco años, los Angeles Dodgers tienen la nómina más alta de todo el béisbol, superando a los Yankees de Nueva York y a los Medias Rojas de Boston. Esto los hace uno de los favoritos para ganar la Serie Mundial. Los nuevos dueños de este equipo, comandados por la ex estrella basquetbolista Magic Johnson, apuestan con todo para este año, luego de quedar tan cerca en las últimas dos temporadas. La clave para los Dodgers fue firmar al mejor pitcher del béisbol, Cleton Kershaw, en un contrato multianual. Es importante que Kershaw evite más lesiones. Estaba programado para abrir el partido este domingo en San Diego, pero una lesión en la espalda evitará que el zurdo pueda abrir, lo cual muy probablemente haga Zack Greinke, seguido del surcoreano Hyun-Jin Ryu. Este trío conforma la mejor rotación de todo el béisbol. A la ofensiva no hubo muchos cambios: Mark Ellis se fue a los Cardenales, pero con Matt Kemp, el “Titán” Adrián González, Yasiel Puig, Carl Crawford y Hanley Ramírez, este equipo tiene todo para ser campeón del béisbol.

Arizona y San Francisco podrán pelear por uno de los dos boletos de comodín, al tiempo que los aun jóvenes equipos de San Diego y Colorado estarán peleando la cima de la división en un par de temporadas más.

Compartir

Deja un comentario