Desde que inició su carrera como piloto de Fórmula 1 con la escudería Sauber, Sergio “Checo” Pérez ha alcanzado cuatro podios.

Luego de dos años con Sauber, el oriundo de Guadalajara logró llamar la atención en el Gran Circo de una de las escuderías con más solera, la inglesa McLaren. No obstante, corrió la temporada 2013 con ese equipo sin ningún triunfo, por lo que fue sustituido por el piloto danés Kevin Magnussen.

Conseguir un nuevo equipo le costó trabajo, pero contó con la ayuda de McLaren y de su patrocinador (Telcel / ClaroVideo) para posicionarse en Force India, con la que llegó a una feliz negociación. Con su nueva escudería ganó el tercer lugar en el Gran Premio de Bahréin el pasado 6 de abril, en lo que fue la tercera fecha de la temporada 2014.

Fue un gran logro del “Checo” Pérez el haberse subido al podio a pesar de la abismal ventaja que le lleva  por el momento la Mercedes a las demás escuderías. Esto debido a que la temporada inició con un nuevo reglamento que entre otros cambios importantes implica el de motores, que en vez de ser normalmente aspirados ahora deben ser turbocargados. No todas las escuderías se han adaptado bien a esta modificación. Le ha afectado incluso a las más prestigiadas. La Mercedes es la que mejor se ha adaptado y al día de hoy se visualiza muy por encima de su competencia, dominando ya las tres primeras fechas.

El gran mérito del “Checo” Pérez radica en que después de verse afectado anímicamente al ser despedido por McClaren, demostró al inicio de esta temporada que su anterior escudería cometió un error al dejarlo ir. Como parte de un equipo que cuenta con un presupuesto mucho más limitado que la propia McClaren, el “Checo” ha superado muchas vicisitudes para remontar.

Este logro nos hace pensar que esta puede ser una temporada prometedora para el piloto mexicano.

Compartir