La Fórmula Uno puede ser una amenaza para categorías menores de México, ya que “los patrocinadores irían con el Gran Circo y dejarían de apoyar a los jóvenes de las categorías menores”, dejó entrever el regiomontano Rafael Martínez, piloto de la Nascar México Series. “Tenemos dos pilotos de Fórmula Uno, pero a las categorías de México no nos conviene; nos conviene como afición, pero si vienen a México los patrocinios se van allá“. Sin embargo, más allá de los intereses particulares de las categorías inferiores, lo cierto es que el regreso de la Fórmula Uno a nuestro país en 2014, será una gran atracción para el público.

 

Envíame tus comentarios a:

@pacobadillo

Compartir