El pasado 9 de julio, el jugador del Cruz Azul Christian “El Chaco” Giménez obtuvo su carta de naturalización como ciudadano mexicano, por lo que ahora, de acuerdo con los reglamentos nacionales e internacionales, no ocupará plaza de extranjero en la Liga MX. Y ya que no ha jugado partidos oficiales con la selección nacional de su natal Argentina, se convierte en un candidato más a ser llamado al TRI.

Esto ha desatado añejas polémicas en las que aun no sé hacia dónde inclinarme, ya que encuentro muchos puntos negativos y positivos.

Mi inclinación negativa hacia los jugadores naturalizados se encuentra principalmente en la Liga MX, ya que desocupan la plaza de extranjeros y los equipos pueden utilizar esa plaza libremente e importar a otro jugador nacido y formado en otras latitudes, los cuales muchas veces dejan mucho que desear y lo único que logran es truncar el avance de algún joven talento mexicano. Debido a las fuertes inversiones que hacen los equipos en los jugadores extranjeros, lo menos que deben hacer es llevarlos a la banca, por lo que los jóvenes se quedan incluso sin convocatorias.

En lo positivo, creo que los jugadores que logran quedarse tanto tiempo en México como para naturalizarse, es porque han demostrado su calidad dentro de la cancha y por esa razón los equipos se interesan en ayudarlos a naturalizarse. Esto en el tema futbolístico, pero no debemos olvidar que estos profesionales del balompié también son personas que durante su estancia en nuestro país han ejercido sus derechos y han tenido que cumplir con obligaciones, incluso en muchos casos han formado aquí su familia.

Este tema se viene tocando en el pasado reciente desde que Javier Aguirre decidió convocar a Gabriel Caballero, en ese tiempo jugador del Pachuca, a formar parte de la Selección Nacional que disputó el Mundial de Corea-Japón 2002. Como este caso muchos otros, entre los que no podemos olvidar a “Sinha”, jugador del Toluca que pese a su veteranía, podría ser el creativo que ayude a México a encontrar su juego. O el “Guille” Franco, cuya actuación en el Mundial de Sudáfrica 2010 hizo que muchos olvidaran su desempeño en Monterrey y casi le exigieron el pasaporte mexicano de regreso. También la polémica de Neri Castillo, del que se mencionó que para que jugara como mexicano le fue pagada una fuerte suma de dinero, pero lo único que obtuvo fue una “maldición azteca”, de la cual no se ha podido librar y deambula de equipo en equipo sin encontrar el nivel que mostró en Grecia, e hizo que la prensa y el futbol mexicano voltearan hacia él. Incluso jugadores naturalizados que vistieron la verde sin pena ni gloria como Leandro.

Pienso que el exceso de naturalizaciones que permite la llegada de más extranjeros a la Liga MX, está estancando a los nuevos talentos nacionales que hemos visto incluso como campeones juveniles del mundo. Pero también considero la parte personal de los jugadores extranjeros. Sabemos que se han desarrollado bajo las leyes mexicanas, cumpliéndolas. Y en lo futbolístico podemos sumar que algunos muestran el talento requerido para formar parte de la selección nacional.

Pero no todo es indecisión, tengo una propuesta con la cual estoy seguro que esta polémica podría disminuir. Si los jugadores naturalizados dentro de la Liga MX siguieran jugando con plaza de extranjeros, permitirían el desarrollo de los jóvenes y además obligarían a los directivos a hacer mejores elecciones en cuanto a los jugadores que obtendrían esos lugares de extranjeros, ocasionando que traigan mejores talentos a nuestro futbol, los cuales sí aportarían al espectáculo.

Pero en cuanto a la Selección, creo que se debería dejar abierta la posibilidad de una convocatoria, permitiendo que su nueva situación migratoria pueda ayudar al nivel del TRI.

Sé que es un tanto contradictorio, pero díganme cuántos no hubieran querido mandar al “Chaco” en cuanto firmó su carta de naturalización a reforzar a la Selección Mexicana que participó en la Copa de Oro 2013. Jugadores talentosos y profesionales como él deben ser bienvenidos en el TRI.

 

¿Ustedes qué opinan?

Mándenme sus comentarios a

garciacao@gmail.com

Twitter: @Choco_Rol

 

Compartir