Empieza un nuevo año escolar después de unas largas vacaciones. Te encuentras con nuevos maestros, nuevas materias, quizá nuevos compañeros, nuevos retos…

¡Empieza con el pie derecho!

Después de recargar las baterías en verano, estás listo para comenzar este curso lleno de energía, con ganas de ver de nuevo a tus amigos, de llevarte bien con todos, de echarle muchas ganas al colegio y aprender un montón de cosas nuevas.

Pero ¡ojo! Para eso debes deshacerte de los saboteadores profesionales que pueden alejarte de tus buenos propósitos al cabo de los días. Toma todas las cosas que te frenan y tíralas hoy mismo a la basura:

1. Flojera.

2. Ser borrego.

3. Sentirte menos que otros.

4. Sentirte más que otros.

5. Pretender ser lo que no eres.

6. Tratar mal a algún compañero para sentirte superior o hacerte el chistoso.

7. No respetar a tus maestros.

8. Dejar para después las cosas que debes hacer.

9. No demostrarle tu aprecio a la gente que te rodea.

10. Fijarte solo en lo malo de todo y de todos.

Haz una lista de las cosas básicas que necesitas para que te vaya mejor y para sentirte orgulloso de ti mismo:

1. Sé más activo: inscríbete en un deporte y persevera hasta que termine el curso.

2. Reduce a la mitad el tiempo que pasas frente a la TV y la computadora.

3. Esfuérzate más de lo que necesitas para aprobar.

4. No dejes  las tareas y los trabajos hasta el final.

5. Sé curioso y no te quedes con dudas.

6. Descubre algo bueno en cada compañero y en cada maestro.

7. Respeta incluso a los que no te caen bien.

8. Sé amable con todos y ayúdalos en lo que puedas.

 

Compartir