El Papa Francisco subrayó la importancia de un edicto para eliminar el abuso sexual durante la audiencia del 5 de abril con el Arzobispo Gerhard Ludwig Müller, prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe.

Tras la reunión con el Pontífice, el Arzobispo Müller emitió una declaración de acuerdo con la cual el Papa “recomendó que la Congregación, continuando con la línea fijada por Benedicto XVI, actúe decisivamente en relación a los casos de abuso sexual, primero que nada, promoviendo medidas para proteger a los menores de edad, así como ofreciendo asistencia a aquellos que hayan sufrido abuso en el pasado, llevando adelante procedimientos en contra de los culpables, con el compromiso con las conferencias de obispos para formular e implementar las directrices necesarias en este tema tan importante para la credibilidad de la Iglesia.” El Papa Francisco también dijo que ora por todas las víctimas de abuso.

Compartir