En esta entrevista, Jonathan Doyle, autor del libro How to Get the Man of Your Dreams” (Cómo conquistar al hombre de tus sueños), ofrece a las mujeres consejos muy prácticos ¡desde el punto de vista masculino!

  • Hay chicas que salen con hombres que aman a pesar de saber que merecen ser tratadas con más respeto. ¿Les aconsejas seguir con la relación y tratar de ayudar a su novio para que cambie?, ¿terminar la relación porque es poco probable que lo haga? o ¿darse un break hasta que él sea capaz de respetarla?

Termina la relación. Así de simple. No es labor de una mujer cambiar a un hombre. Esa es una receta para el agotamiento y el conflicto. Él lo resentirá y tarde o temprano se convertirá en una persona enojada y reticente. Un hombre que no sabe respetar a una mujer tiene por delante años de trabajo personal para convertirse en una mejor persona, y ello requiere un esfuerzo a largo plazo que quizá no esté dispuesto a hacer.

Cuando una chica ama a un hombre que no la respeta, puede ser que esté enamorada de la idea de estar enamorada, o de la idea de que él puede cambiar, pero el amor genuino se basa en la verdad y en la comprensión mutua del valor y la dignidad de la persona, y ambos deben responder a eso con sus palabras, acciones y decisiones.

  • ·      ¿Qué debe hacer una mujer para que los hombres la vean como un ser humano y no como una conquista sexual?

Los hombres que valen la pena encuentran menos atractivas a las mujeres que usan poca ropa que a aquellas que poseen estilo, gracia, clase, buen gusto y lo que Karol Wotilja llamaba “genio femenino”.

El pudor es importante porque protege el valor y la dignidad de la persona, regalos que deben ser dados y recibidos en una relación permanente y exclusiva. La cultura imperante venera al cuerpo, pero lo reduce a su potencial como mero satisfactor sexual, al tiempo que ignora el rol que tiene como ventana a misterios espirituales más profundos.

  • ·      Sé que hay una diferencia entre amor y placer. Pero he conocido hombres que prefieren vivir una experiencia placentera tras otra con mujeres distintas, en vez de establecerse con una sola persona de forma permanente. ¿Se puede ser feliz así?

Probablemente estás describiendo la adicción sexual. Los hombres que persiguen experiencias sexuales en serie son, en mi opinión, unos cobardes. Carecen de la hombría y el valor necesarios para ser esposos y padres. Son niños pequeños, Peters Pan’s. No son capaces de realizar el trabajo duro y de llevar el peso que implica el verdadero amor humano, que nos llama a contener nuestro egoísmo.

  • ·      Has acuñado el término “hombre-niño” para explicar la forma de ser que tienen muchos hombres hoy en día. ¿Qué señales debemos ver las mujeres para saber si estamos saliendo con uno de estos ejemplares y no con un hombre de verdad?

Si reconoces alguna de estas características en un hombre, evita una relación con él:

1.  Depende económicamente de sus padres después de los 25 años.

2.  Se enoja con frecuencia y culpa a otros de su enojo.

3.  Pierde mucho tiempo jugando en la computadora.

4.  Es aficionado a la pornografía.

5.  Miente con frecuencia.

6.  Es inseguro acerca de la carrera, el matrimonio y la paternidad.

7.  Cuando comienza una relación, quiere sexo lo antes posible.

8.  Tiene una mala o inexistente relación con su propio padre (y no tiene otros modelos masculinos positivos en su vida que suplan esa carencia).

9.  Es el centro de su propio universo.

10. Tiene problemas con el alcohol u otras sustancias.

11. Es infiel, y en vez de hacerse responsable de sus elecciones, culpa a la situación, a las mujeres o al alcohol.

12. Carece de una visión de la vida clara y convincente.

  • ¿Qué cualidades hay que buscar en un hombre?

¡Necesitan buscar un hombre con un plan! Los hombres jóvenes deben enfocarse más en llevar adelante un proyecto de vida en vez de posponerlo para cuando se acerquen al final de sus 20’s o a sus 30’s. Si un muchacho se pasa el tiempo sentado en el sofá, sin una idea definida de lo que quiere ser y hacer, sigue tu camino.

También debes fijarte en la calidad de la relación con su padre, abuelo u otros modelos masculinos significativos en su vida. Un hombre que tenga vínculos sólidos con una figura paterna, suele tener un profundo sentido de su propia valía; así no necesitará conseguirse a una mujer como su propia fuente de validación – eso puede ser sofocante. Pero eso no es una receta. Hay hombres que pueden ser excelentes a pesar de haber tenido una infancia dolorosa.

  • ·      Citas en tu libro a San Agutín: «Se estima poco lo que se obtiene fácil”. ¿Qué tan probable es que un ligue que termina en sexo casual se convierta en una relación seria?

Las estadísticas muestran claramente que una relación que comienza con sexo rara vez alcanza una intimidad profunda y sustancial. De hecho es algo anómalo que prospere una relación que empieza por el sexo. Hay que recordar eso. La evidencia demuestra que la mejor oportunidad de tener éxito en una relación se da cuando las personas comparten sistemas de valores similares, lo cual es más probable si se conocen a través de la familia, eventos sociales, cívicos, religiosos o de organizaciones en los que se reúne gente afín.

  • Lo anterior está muy bien si ando en busca de un compromiso formal. Pero ¿por qué no divertirme ahora y tomar tu consejo cuando piense en establecerme más adelante?

Supongo que eso depende de tu definición de diversión. Lo que les está sucediendo a muchas jóvenes que actúan así es que con el tiempo quedan muy desilusionadas y lastimadas. Todos los comportamientos tienen consecuencias. Consecuencias en su salud mental, en su salud sexual o en que terminan desarrollando un profundo cinismo acerca de la vida. El hedonismo no tiene un buen récord en el desarrollo de gente sana y feliz a largo plazo. Nuestras acciones y elecciones en cualquier punto de nuestra vida no son neutrales. Van dándole forma a la persona que seremos en el futuro.

El camino que se recorre para construir una profunda conexión emocional, relacional y psicológica con otra persona, lo que antes se llamaba romance, es un reto profundamente humano. Una aventura sexual de una noche socava la verdad de nuestra persona en múltiples niveles.

¿Es mejor quedarse sola que terminar con la persona equivocada?

En su esencia, la persona humana está hecha para amar. Estar con la persona equivocada significa estar en una relación que no puede satisfacer esta necesidad humana ontológica. No quiero decir que toda relación deba ser perfecta, pero la disposición general de ambos miembros de la pareja debe enfocarse en amarse uno al otro desinteresadamente.

Nuestra cultura está confundida en lo tocante a las relaciones interpersonales básicas. Considera patológico el quedarse soltero, pero endiosa los encuentros sexuales baratos. No es un crimen ni una enfermedad permanecer soltero. Pero lo que es cierto es que no puedes llevar bien la soltería si no eres capaz de llevar bien una relación interpersonal.

  • ·      En tu libro les dices a las chicas: “tendrás el hombre que crees que mereces”. Pero ¿qué le dices a una mujer que cree que no merece un buen hombre?

Los resultados en nuestra vida están relacionados con las historias que nos contamos a nosotros mismos sobre cómo son las cosas. Golpearte el dedo con un martillo es una realidad objetiva. Lo que tú crees que mereces en la vida es subjetivo, y por tanto puede ser modificado. Si una chica vive bajo un sistema de creencias tóxico, crea una profecía que tiende a cumplirse. Es importante cambiar esos patrones. Sostenemos nuestra visión del mundo en experiencias que la refuerzan o contradicen. Una mujer debe cambiar las asociaciones negativas que hace con el pasado, abrirse y sentirse segura para poder confiar en un buen hombre.

¡Todavía existen hombres buenos allá afuera! El doble reto para la mujer es saber qué debe buscar para tener un verdadero sentido de su propia identidad y valía. No es algo fácil pero vale la pena el esfuerzo.

 

Compartir