[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=s5NAD4ByHbY&feature=g-upl[/youtube]

María dio una conferencia en el Comité Olímpico Mexicano sobre su experiencia de vida.

María Ruiz, quien al nacer hace 19 años, fue diagnosticada con parálisis cerebral bilateral, compitió en lanzamiento de clava y disco en la Paralimpiada que recién tuvo lugar en la ciudad de Guanajuato, donde compitió con representantes de diez estados de la República.

María, ¿cómo te sientes después de haber participado en la Paralimpiada?

Muy bien, porque a pesar de no haber ganado ninguna medalla, hice muchos amigos y me divertí mucho.

¿Quieres describir un poco lo que viviste para compartirlo con los lectores de DC?

Nos llevaron a Guanajuato en un autobús de primera clase y llegamos a hospedarnos a un hotel de cinco estrellas, en donde nos trataron de maravilla. Todo estaba incluido, hasta el uniforme, que era una polo, una camiseta normal y una para concursar, unos shorts para vestir y otros de lycra para competir, uno juego de pants, una maleta, una gorra y una mochila.

Por cada dos muchachos, teníamos asignada a una persona, completamente a nuestra disposición, que nos ayudaba en todo lo que necesitábamos. Además, había voluntarios para trasladarnos, subirnos, bajarnos y si era necesario, cargarnos. Nunca me sentí sola; mis papás no estaban conmigo pero siempre había gente pendiente de mí.

 ¿Qué fue lo que más te gustó de haber participado?  

Conocer a muchachos como yo, que luchan para salir adelante, y comprobar que a pesar de nuestras limitaciones, sí se puede.

¿Por qué es importante que exista la Paralimpiada y participar en ella?

Porque une a los discapacitados y nos motiva; y le enseña a la sociedad otro aspecto de nuestra discapacidad que nunca se imaginaron; porque es muy fácil criticar al gobierno de que no hace nada y menos con los discapacitados, pero las instalaciones, la organización y el apoyo económico que nos dio fue excelente.

Su sensibilidad y capacidad para valorarse a sí misma y a los demás, le han permitido a María apreciar y agradecer cada detalle del esfuerzo que implica la organización de este tipo de eventos. Por ello, como parte de la preparación de los IV Juegos Nacionales de Invierno 2012 que se celebraron en la Ciudad de México del 28 de agosto al 2 de septiembre, María dio una conferencia en el Comité Olímpico Mexicano sobre su experiencia de vida, y  forma parte del grupo de apoyo que capacitó a los voluntarios con el fin de que sepan cómo deben tratar a las personas con discapacidad.