La especialidad en Harvard son los cursos de Economía; sin embargo, desde hace algunos años goza de gran popularidad y éxito uno que se llama “Mayor felicidad”.

Este curso atrae a 1400 alumnos por semestre y el 20% de los graduados de Harvard lo toman, quizás porque al estar basado en las últimas investigaciones de psicología positiva, los hace cuestionar creencias y supuestos arraigados en la sociedad.

Postula que la vida puede compararse con una empresa que tiene ganancias y costos, y tendrá utilidad si sus ganancias son mayores que sus costos. En la vida diaria, nuestros costos son las emociones y pensamientos negativos, y nuestras ganancias son los pensamientos y emociones positivas. Si tenemos en balance más pensamientos y emociones positivas, la ‘empresa’ logra utilidades. Mientras que una persona con depresión prolongada es como una empresa quebrada.

Analiza cómo está tu vida en cuanto a las utilidades de felicidad, ¿Está en positivo o en números rojos?

Felicidad es la plenitud y el equilibrio que todo ser humano anhela como ideal de realización y bienestar, y que combina una justa proporción entre lo que se es, lo que se tiene y a lo que se aspira. Es y será siempre uno de los motores de nuestra existencia y por tanto, cuestión fundamental de estudio de las más prestigiadas escuelas de negocios.

 

Los siguientes consejos tienen como fin mejorar la calidad de nuestro estado personal y contribuir a tener una vida positiva:

 

TIP 1

Practica algún ejercicio: camina, ve al gimnasio, nada, etc. Treinta minutos de ejercicio diario son el mejor antídoto contra la tristeza y el estrés, mejor que tomar un antidepresivo.

TIP 2

Desayuna: diversos estudios demuestran que desayunar ayuda a tener energía, a pensar y desempeñarte exitosamente.

TIP 3

Agradece a la vida todo lo bueno que tienes: escribe en un papel diez cosas que tienes y te dan felicidad; una lista de gratitud te obliga a enfocarte en las cosas buenas.

TIP 4

Sé asertivo: pide lo que quieres y di lo que piensas. Ser asertivo te ayuda a mejorar tu autoestima. Ser dejado y aguantar todo en silencio, causa tristeza y desesperanza.

TIP 5

Gasta tu dinero en EXPERIENCIAS: Un estudio descubrió que el 75% de las personas se sienten más felices cuando invierten su dinero en viajes, cursos y clases, mientras que solo el 34% dijo sentirse más feliz al comprar cosas.

TIP 6

Enfrenta tus retos: no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Cuanto más postergas algo, más ansiedad y tensión generas. Haz listas semanales de tareas a cumplir y cúmplelas.

TIP 7

Pega recuerdos bonitos a la vista, como frases y fotos de tus seres queridos; llena tu refrigerador, tu computadora, tu escritorio, tu cuarto y tu vida.

TIP 8

Saluda y sé amable con otras personas: Más de cien investigaciones afirman que el hecho de sonreír cambia el estado de ánimo.

TIP 9

Usa zapatos cómodos: es MUY importante. “Cuando a alguien le duelen los pies, se pone de malas”, asegura el Dr. Keinth Wapner, presidente de la Asociación Americana de Ortopedia.

TIP 10

Cuida tu postura: Caminar derecho con los hombros ligeramente hacia atrás y la vista al frente ayuda a mantener un buen estado de ánimo.

TIP 11

Escucha música: Está comprobado que hacerlo despierta deseos de cantar y bailar, y alegra la vida.

TIP 12

Lo que comes tiene un impacto importante en tu estado de ánimo: algo ligero cada 3-4 horas mantiene estables los niveles de glucosa.

¡COME DE TODO! pero evita el exceso de harinas blancas y el azúcar, y no te saltes comidas.

TIP 13

Arréglate y siéntete atractivo(a): El 41% de las personas dicen sentirse más felices cuando piensan que se ven bien.

 

Haz todo lo posible por lograr un balance en azul en tu cuenta de felicidad. Ser positivo atrae mayor bienestar a tu vida.

Ser feliz es, finalmente, la construcción de un gran fondo de ahorro de experiencias significativas. Si lo dudas, tal vez sea porque permites que un solo árbol te tape el bosque de oportunidades. ¡Simplifícate! Los que te rodean te quieren, cada uno a su modo. El orgullo no es buena guía.

La psicología positiva busca comprender los procesos que subyacen a las cualidades y emociones positivas del ser humano. El propósito es aportar nuevos conocimientos de la psique humana, no solo para ayudar a resolver los problemas de salud mental que adolecen los individuos, sino para alcanzar mejor calidad de vida y bienestar, sin apartarse de la metodología científica propia de toda ciencia de la salud.

La psicología positiva estudia las bases del bienestar psicológico y de la felicidad, así como de las fortalezas y virtudes humanas. Tradicionalmente, la ciencia psicológica se ha esforzado para estudiar los aspectos negativos y patológicos del ser humano (ansiedad, estrés, depresión, etc.), dejando de lado el estudio de los aspectos positivos (creatividad, inteligencia emocional, humor, sabiduría, felicidad y resiliencia).

La psicología positiva y Harvard recomiendan cómo tener ‘mayor felicidad’ a través de la mente y el cuerpo, pero hay que recordar que el ser humano también es espíritu. La paz que tanto buscamos y que es necesaria para tener mayor felicidad no se logra sin cultivar el espíritu:

 

1) Orar no es como una rueda de auxilio que usas cuando estás en problemas; es como el volante que te dirige al camino correcto sobre el sendero de la vida.

2) ¿Sabes por qué el parabrisas del auto es tan grande y el espejo retrovisor tan pequeño? Porque nuestro pasado no es tan importante como nuestro futuro. Mira hacia adelante y sigue en movimiento.

3) La amistad es como un libro. Puede quemarse en segundos, pero tomó varios años en escribirse.

4) Todo en la vida es temporal. Disfruta lo bueno y sé paciente ante lo negativo porque nada es para siempre.

5) Los viejos amigos son como el oro. Los nuevos amigos, como los diamantes. No olvides que para sostener un diamante siempre necesitas una base de oro.

6) Cuando pierdes la esperanza y piensas que es el final, Dios sonríe y dice: “Relájate, hijo mío, es solo una curva, no el fin del camino”.

7) Cuando Dios resuelve tus problemas, tienes fe en Él. Cuando no los resuelve es porque Él tiene fe en tus habilidades para resolverlos.

8) Un ciego le preguntó a San Antonio: “¿Qué puede ser peor que perder la vista?” Él le respondió: “Que pierdas tu visión de las cosas”.

9) Cuando oras por otros, Dios te escucha y los bendice. Cuando estás seguro y feliz, recuerda que alguien ha orado por ti.

10) El preocuparse no aleja los problemas del mañana, pero se lleva la paz de hoy.