En abril se cumplieron cincuenta años del lanzamiento artístico de uno de los grupos de rock más reconocidos a nivel internacional: los Rolling Stones.

 

Como los Beatles, han ejercido una gran influencia en grupos como Led Zeppelin, U2, Queen, Genesis, Pink Floyd y Guns N’ Roses.

Los integrantes de esta popular banda: Mick Jagger, Keith Richards, Brian Jones, Charlie Watts, Bill Wyman y Ron Wood, recogieron la rica herencia musical del rhythm and blues, del rock and roll, del folk-rock, del jazz y del blues.

Los Rolling Stones desarrollaron su propio estilo y tuvieron un notable impacto con la ayuda de su productor y publicista, Andrew Loog Oldham, artífice de su proyección musical.

Pocos saben que al principio los Rolling Stones no lograban despegar como artistas. Así que pidieron a los Beatles que les compusieran una canción especial para su arranque. Así nació “Quiero ser tu hombre” que, en efecto, les ayudó a darse a conocer en su natal Inglaterra.

El estereotipo que Oldham forjó para el grupo fue de jóvenes rebeldes, desaliñados, airados y contestatarios, opuesta a la imagen inicial de los Beatles con el pelo bien recortado, traje oscuro,  siempre sonrientes e impecables.

Mick Jagger y Keith Richards hicieron una excelente mancuerna componiendo grandes éxitos como “La Última Vez”, “Mujer de Honky Tonk”, “Ruby Tuesday”, “Jack el saltarín”, “Caballos salvajes”, “Ella es como un arcoíris”, “Angie”, “Azúcar café”, “Es solo Rock and Roll” y muchos más.

Introdujeron en su música instrumentos como la cítara hindú (“Píntalo de negro”), la guitarra de doce cuerdas (“Angie”), la armónica (“No te vayas”), el órgano (“Ella sonríe dulcemente”), el piano, la marimba, los grandes coros –entre otros elementos– con magníficos resultados.

En 1965 dieron a conocer su famosa canción “Satisfacción”, que encerraba una
crítica a la sociedad materialista y de consumo; expresaron su frustración por no lograr obtener esos bienes, en “No siempre puedes obtener todo lo que quieres”, así como su desacuerdo con la política belicista de Estados Unidos y la Guerra de Vietnam en “El manifestante”.

Cometieron el error de emular musicalmente a los Beatles, a Cream y a otros grupos pop de moda, y tuvieron un estrepitoso fracaso. Después probaron mezclar el Reggae y la música electrónica, con lo que también perdieron su calidad original.

Compusieron una extraña canción titulada “Compasión por el diablo”, con un claro interés comercial que causó rechazo en diversos sectores de la sociedad.

La mayoría de sus integrantes se aficionaron al consumo de heroína, cocaína, LSD y metanfetaminas; al punto que Brian Jones fue expulsado del grupo por su conducta violenta y antisocial y al poco tiempo se ahogó en una alberca (se presume que por sobredosis). Keith Richards ha sido internado en varias ocasiones en clínicas de desintoxicación, y otros miembros han sido detenidos y multados por posesión de estupefacientes.

Han realizado exitosas giras por numerosos países, pero en la letra de sus composiciones como en sus actitudes sobre el escenario, han promovido constantemente el desenfreno sexual, el consumo de drogas y alcohol,  y han proyectado obsesivamente a la mujer como un mero objeto de placer.

Así que aunque en un principio este grupo inglés criticaba a la sociedad de consumo, después fueron devorados por un compulsivo hedonismo y un excesivo afán de lucro, carente de valores.

Los Rolling Stones llegaron a tener una importante influencia en los jóvenes de todo el mundo, pero –salvo en contadas melodías– desaprovecharon la gran oportunidad de comunicar –a través de su música– mensajes positivos y constructivos, como lo hizo Bob Dylan (“La Respuesta está en el Viento”, “Una fuerte lluvia caerá”), Pete Seeger (“Si tuviera un martillo”, “¿A dónde se han ido todas las flores?”), John Lennon y Paul McCartney (“Déjalo ser”, “Todo lo que necesitas es amor”), Johnny Cash  (“Hombre de negro”, “Si fuera un carpintero”), George Harrison (“Mi Dulce Señor”, “Bangladesh”) y Eric Burdon (“Piloto espacial”).

Parecería que se agotó su capacidad creativa, en buena parte, como resultado de una vida desordenada que afectó seriamente su salud.

Por sus aportaciones musicales forman parte destacada de la historia del Rock and Roll, pero socioculturalmente han dejado un legado negativo, por su lamentable conducta y la desorientación que causaron en muchos jóvenes.